5 razones por las que jugar con cartas es saludable

Siempre que escuchamos el clásico “vamos a echar unas cartas” nos vienen a la mente el mus, póker y una decena de variantes que se juegan con una baraja típica de palos. Aunque estos juegos trabajan muy bien ciertas aptitudes (que cubriremos en otro artículo), hoy nos toca hablar de los OTROS juegos de cartas.

Aquellos que tienen texto. Los que vienen con unas pequeñas instrucciones desplegables para que no necesitemos tener otra persona veterana explicándonos las normas una y otra vez. Aquellos que nos suenan suficientemente ajenos o complejos como para mantener una Distancia de Seguridad, no sea que por accidente salgamos de nuestra zona de confort y las cartas nos hagan Pensar.

He de informar que la última investigación realizada por la Universidad de Miskatonic ha demostrado que Pensar es, contra todo pronóstico, saludable.

Y he aquí las 5 razones por las que toda persona debería jugar a cartas o juegos de mesa que hagan uso de ellas. Si, hablamos de Magic: The Gathering. Pero también hablamos de juegos como KeyForge, Star Realms, Love Letter, Exploding Kittens, y sin mencionar la ingente cantidad de juegos de mesa que hacen uso de este tipo de cartas.

1 AUMENTA LA FELICIDAD

Cena de navidad. Un juego de cartas hace acto de presencia en la mesa. Uno de los familiares lo mira con recelo mientras insiste cinco veces por minuto que “yo de esto no entiendo” o “mejor jugad vosotros”. 15 minutos más tarde, se abalanza sobre la mesa triunfante al darse cuenta que ha ganado y exige jugar una más mientras pregunta, por primera vez, cómo se llama Ese Juego Tan Tonto.

Admitémoslo, es divertido. Es tan satisfactorio ganar como ver perder al prójimo. Pero el propio juego es emocionante; no saber quién ganará, la emoción de qué ocurrirá el turno siguiente. Toda esta emoción se multiplica al compartirlo en grupo, mejora el humor de los presentes y otorga un sinfín de beneficios adicionales relacionados a la liberación de dopamina.

2 REFUERZA LA COMPETENCIA LECTORA

A cualuiqer persona que haya jugado a Magic: The Gathering le sonarán los enrevesados nombres y términos de las cartas, en especial en inglés. Si no has jugado, pregunta a cualquier conocido que lo haya hecho. Todos afirmarán, sin lugar a duda, que han aprendido nuevo vocabulario en castellano o que ha mejorado su lectura en inglés.

Pero lo más importante es que las instrucciones de las cartas en este tipo de juegos suelen ser muy específicas (para evitar confusiones de reglas), por lo que se trabaja muchísimo la comprensión lectora. Leer, entender, repasar, contrastar (con otras cartas) y explicarlo al resto de jugadores es el proceso natural de las tareas lectoras que se practican en la educación reglada. Para todos esos jóvenes que “no les gusta leer”. De nada.

3 MEJORA LA INTELIGENCIA LÓGICA

Los juegos de cartas suelen tener mecánicas que se basan en la interacción entre ellas. Cada una muestra un texto que indica en qué modo afecta el juego y otras cartas. El jugador que gana, generalmente, suele ser el que ha combinado estos efectos de forma más óptima o el que ha sabido interrumpir las jugadas clave de los oponentes.

Esta necesidad de “entender” el juego trabaja la lógica. No es sólo comprender el funcionamiento de cada carta, si no de analizar todas las posibles combinaciones e identificar las más beneficiosas respecto al estado de la partida o las jugadas de los oponentes. Matemática pura, donde los algoritmos se esconden tras las indicaciones de cada pieza de cartón.

Sin darse cuenta, un jugador desarrolla estas capacidades de forma exponencial a medida que juega más y más partidas. Cuanto más se familiariza con una mecánica, facilita el aprendizaje de procesos más complejos y profundos, poco a poco pudiendo enfrentarse a sistemas más complejos, incluso aquellos que inicialmente parecían ininteligibles.

4 AYUDA A GESTIONAR LA FRUSTRACIÓN

Perder no es agradable, y lo sabeis. Y las clásicas coletillas como “lo importante es jugar” no suelen servir en el fragor de la partida. Los juegos de cartas, gracias a su reducida duración, permite jugar varias partidas en una misma sentada. Así, permiten ver que no siempre se gana.

Más aún, tras la derrota, los juegos de cartas dan la opción de interactuar con tu oponente y pedir consejo o analizar las jugadas clave para mejorar tu táctica para futuras veces. Al final, no se trata de ganar, si no de vivir un proceso de apredizaje que, además, es divertido.

5 SOCIALIZA LEJOS DE LAS PANTALLAS

Y, cómo no, los juegos de cartas son la excusa perfecta para mantener pantallas y aparatos electrónicos fuera de la vista y hablar con las personas cercanas ti. A diferencia de deportes u otras actividades de ocio, en estos juegos interactuar y comunicarte con los demás es obligatorio. Es una excelente forma de tener actividades conjuntas en familia, ayudar a personas tímidas a abrirse o forjar nuevas amistades.

Allá donde fueres, lleva un pequeño juego de cartas (tal como el Love Letter, Fantasy Realms y un centenar más) y siempre acertarás.

Si después de estas 5 razones has vislumbrado el importante beneficio que aportan los juegos de cartas al desarrollo personal de niños, jóvenes y adultos, te invitamos a que pases por nuestra tienda física TRIKIMAILU JOLASAK, en Romo (Getxo), para verlos de primera mano y que te ayudemos a elegir el que mejor se adapta a ti.

Deja un comentario