CROSSING Reseña

Puntos fuertes: se explica en 1 minuto, portable, dinámico

Uno, dos… ¡tres! Usa tu intuición en este fabuloso party game y rob… digo, recolecta más gemas que nadie. Este juego está a la altura de los grandes títulos portables (Jungle Speed, Virus, Love Letter…), y si aún no lo conocéis, os daré razones para que lo hagáis a partir de ahora.

Es Fácil

Se explica en 5 frases. De verdad. Atentos:

  1. Cada turno se coloca 1 gema de la bolsa en cada seta, o 2 gemas si la seta está vacía.
  2. A la cuenta de tres, cada jugador señala una seta o un tablero de jugador.
  3. Si eres el único que lo señala, robas todas las gemas. Si sois 2 o más, no pasa nada.
  4. Al final de la partida, quien más combinaciones de los 3 colores y gemas blancas tiene gana
  5. En vez de señalar, puedes proteger tu tablero para asegurar las gemas y nadie te las pueda volver a robar, pero a cambio pierdes un turno.

Es Rápido

No hay turnos. Todos los jugadores actúan a la vez. La parte que más larga se hace es la reposición de las gemas, en especial en partidas de 5-6 jugadores (hay más setas que reponer), aunque por norma general ese tiempo es utilizado por los jugadores para hacer la cuenta de las gemas y colores que tienen, para decidir que priorizar la siguiente vez. Además, cuanto más jugadores, la partida acaba antes (a diferencia de la mayoría de juegos donde a más jugadores, más tiempo se pierde esperando entre turnos o pensando)

Es Portable

Las gemas, las losetas de las setas (llamémoslos lo-setas. Bwahahahaha. ¡Soy un genio!) y los tableros de los jugadores entran de sobra en la bolsa negra que durante el juego se utiliza para extraer las gemas. Si de base la caja del juego es pequeña, en la bolsa pasa a ocupar la mitad, pudiendo llegar a (casi) entrar en un (generoso) bolsillo.

Es Atractivo

El arte es particularmente agradable, lo que lo convierte un juego que capta la atención de hasta los más pequeños. Y tiene brilli-brilli. Las gemas, grandes y coloridas, son extrañamente hipnóticas. Dan ganas de hacerse un collar con ellas y no quitárselo nunca.

Es Picón

La irascibilidad y profundo odio hacia el prójimo por coincidir contigo por tercera vez consecutiva y seguir sin llevarte nada es otro cantar. Se recomienda jugar sin objetos potencialmente arrojadizos a mano. Trikimailu Jolasak no se responsabiliza por los estrangulamientos (supuestamente) involuntarios ocurridos durante el juego.

En resumidas cuentas, es un juego ejemplar de cómo diseñar un producto de calidad sin complicaciones, exceso de componentes, abundancia de reglas variantes, niveles de dificultad y demás aspectos que (a veces acertadamente, otras innecesariamente) se suelen utilizar para suplir otras carencias. Es un juego que nos recuerda que debemos espabilar, ya que hay todo un mundo de experiencias esperándonos más allá de los títulos que ya hartos estamos de escuchar una y otra vez. ¡A disfrutarlo!

Deja un comentario