Disney Villainous reseña

Vamos a ser malvados, pero acorde a los valores de Diseny: sin violencia, un toque cómico y una gran risa maligna ensayada. Sin olvidarnos del ocasional “¡pardiez!” cuando los buenos de la película aparecen para frustrar nuestros bienintencionados planes. Que personajes más maleducados, los buenos, que se interponen en nuestro camino por el mero hecho de molestar. Y el problema es que el populacho se parte y, por ende, les animan a que sigan haciéndolo. Vaya desastre de reino. Y tener que escuchar a la gente decir que poner un poco de orden es exagerado. ¡Pero si se nos está yendo todo de las manos!

 

Bienvenidos a la dura vida de un incomprendido villano Disney. El objetivo de este juego es demostrar a los guionistas de Hollywood que se equivocan. Los héroes de la película siempre ganan injustificadamente y de chiripa. Ya es hora de hacerse cargo y usar todos los medios a vuestra disposición para salir victoriosos.

 

Nota importante: antes de proceder, tengo un particular golpe de remo para la unión entre los diseñadores del juego y la productora que les ha cedido la licencia. ¿Sois conscientes que la marca Disney mueve mayoritariamente niños? Porque parece que el juego está hecho para los que fueron niños hace 30 años, a modo de “remember”, y abusa de la añoranza para asegurar ventas. El problema es que la marca atrae niños pero la mecánica del juego está diseñada para adultos: requiere leer mucho, buena comprensión lectora y una capacidad de planificación muy desarrollada para hacer que todas las piezas de cada villano funcionen. El propio juego incluye extensas recomendaciones para hacer funcionar cada villano, en una clara confesión de los diseñadores sobre lo desafiante que es manejarlos.

 

Por ello, aviso de que el resto del análisis está escrito teniendo en cuenta la recomendación de edad del propio juego: a partir de 10 años (yo particularmente diría 12 si se espera que jueguen entendiendo lo que hacen).

 

Como juego para jóvenes y adultos estamos ante una pieza maravillosa. Tiene muchas piezas que me gustan en un juego de mesa, los fusiona con sencillez y el resultado final es un juego redondo, dinámico y familiar. Vayamos por partes que si no me emociono y me lío.

0810558017395_p2_v4_s550x406

 

Asimétrico

 

Como no podía ser menos, cada villano es completamente único. Cada uno tiene su propia condición de victoria: Garfio debe vencer a Peter pan, Jafar hacerse con la lámpara mágica, Maléfica llenar el reino de maldiciones, el príncipe Juan hacerse rico etc. Para ello, contarán con su mazo de cartas únicas haciendo referencia a los recursos y seguidores que disponen en las películas. Cómo no, también existe un mazo único del que saldrán los héroes del film para entorpecer sus planes, de los cuales habrá que hacerse cargo.

 

Como la condición de victoria difiere, las mecánicas de las cartas de ambos mazos (malos y buenos) de cada villano giran en torno al mismo objetivo. De esta forma, la experiencia de juego cambia radicalmente entre uno y otro. Estas mecánicas encajan perfectamente con el trasfondo y ambientación de las películas. La Reina de corazones puede llenar la mesa de soldados para proteger su reino. El príncipe juan dispone de sicarios versátiles y puede meter en el calabozo a los héroes más molestos. Jafar no tiene guardias, por lo que debe hacer buen uso de su hipnosis para lidiar con sus enemigos. Juegues con quien juegues, te sentirás en la piel de tu villano favorito y tendrás sus mismas rabietas cuando los héroes frustren tus planes cuando estabas a punto de obtener la victoria.

 

Interacción entre jugadores

 

Este juego presenta un diseño novedoso a la hora de implementar interacción entre jugadores. En otros juegos, cada jugador debe evaluar las cartas/opciones disponibles para adelantarse a sus oponentes, ya sea porque las acciones son conjuntas o las cartas en la mano limitadas. En Disney Villanous, tal como he mencionado antes, cada jugador tiene todos los personajes y eventos de su películas repartidas en dos mazos: uno de su color (cartas de villano) y otro blanco (cartas de destino). Las cartas de villano se juegan como en tantos otros juegos, pero las de destino son usadas por tus oponentes. Cuando realicen la acción de interferir, podrán robar y jugar cartas de tu propio mazo de destino, diseñados para interferir con tu particular condición de victoria. Aunque estas cartas no siempre son tan fáciles de usar, y los oponentes tendrán que decidir cuidadosamente qué carta y dónde jugarla.

IMG_1376

Gestión simple

 

Estéticamente el juego es agradable y fácil de entender. Hay 6 acciones que se pueden realizar: ganar poder (recursos), jugar/activar una carta, descartar cartas de la mano (para luego robar más), mover un personaje de región, luchar (para descartar héroes) e interferir con tus oponentes. Además, estas mismas están repartidas en cuatro regiones, de las cuales cada turno se debe elegir uno para realizar las acciones que se encuentren en ella. De esta forma, la elección que se debe hacer cada turno es simple, pero no limita las opciones del jugador. Esto soluciona el frecuente análisis parálisis (definición en un futuro post) que se produce al disponer de demasiadas opciones.

 

Por otro lado, las propias cartas tienen un texto reducido y claramente explicado. Se acabaron los tronchos que requieren varios minutos de leer y entender. No más textos ambiguos por culpa de mecánicas demasiado complejas. Las decisiones difíciles sobre qué carta jugar o el orden en que realizar la jugada siguen ahí, claro que ya no habrá discusiones sobre interpretación de reglas. En resúmen, lo bastante fácil para jugadores casuales, y lo bastante variado para jugadores más competitivos.

 

Estratégico 

 

Con la condición de victoria clara y las acciones que se pueden realizar entendidas, empieza la estrategia de verdad. Disney Villanous no deja de ser una carrera para llegar primero a la condición de victoria. La cuestión es cómo conseguirlo. El modo más directo es usar las cartas para avanzar en tus planes. Pero las cartas tienen un coste en poder, por lo que a veces es interesante inclinarse a obtener poder y ser conservador, esperando el momento perfecto para cada carta. No sólo eso, tus oponentes te pondrán trabas; y a veces habrá que posponer tus maquinaciones para librarte de estas molestias, dado que si se ignoran se irán acumulando hasta volverse un problema sin solución. Aunque tu también puedes aprovechar a usar la acción de interferir cuando lo tengas a mano o cuando veas que un oponente va a realizar un progreso mayor.

En esencia, el juego te mantiene en un equilibrio entre ganar recursos, acercarte a la victoria, eliminar trabas y entorpecer tus oponentes. El jugador que mejor planifique y gestione se llevará la victoria al final.

 

¿Cuál es vuestro villano favorito? ¿Os gustaría que saliese algún villano en particular en futuras expansiones? Podéis compartir vuestro amor (o desamor) por Disney en los comentarios de abajo, y ¡que gane el mejor!

Deja un comentario