DEAD OF WINTER: La Larga Noche

Bienvenidos al fin del mundo. ¿Estáis preparados para trabajar juntos y sobrevivir a la amenaza del virus Covid, digo…. zombi? ¿Lo seguiréis haciendo cuando sólo quede un rollo de papel higiénico? Esto es DEAD OF WINTER: La Larga Noche.

Dead of Winter: La Larga Noche nos presenta una realidad (aún más) apocalíptica donde la civilización ha sucumbido a una peligrosa infección que hace que los muertos se levanten muy hambrientos.

Los pocos supervivientes de la zona se han reunido en una base improvisada, y deben colaborar si pretenden resistir: construir barricadas, limpiar amenazas, cuidar el higiene, proporcionar comida, hacer reparaciones, recoger combustible, buscar medicamentos… Pero la convivencia entrará en conflicto cuando los personajes se encuentren en situaciones extremas que requerirán tomar decisiones vitales que tal vez no sean del agrado de todos.

Semi-cooperativo

Estamos hablando de juegos semi-cooperativos cuando la condición de derrota es comunal y hay que colaborar para evitarlo, pero cada jugador debe ganar por su cuenta. En este caso, cuando la condición de victoria general se cumpla, cada jugador mostrará la misión secreta que debe haber cumplido para declararse ganador. De este modo, aunque todos los jugadores pierden a la vez, puede que sólo algunos sean declarados vencedores. Este punto intermedio entre los juegos donde sólo gana uno y donde ganan todos marca un estilo único e interesante que se está popularizando cada vez en más juegos .

A esto hay que sumarle la opción de incluir un traidor entre los jugadores, al más puro estilo Battlestar Gallactica, cuya condición de victoria incluye que el resto de jugadores pierdan la partida. 

Así pues, los jugadores cooperan y planifican sus acciones entre todos. Lástima que uno de ellos tenga la condición de acumular combustible en su mano. En cuanto salga una crisis que requiera gasolina, ¿se sacrificará por el grupo con la esperanza de volver a llenar el tanque antes del final de la partida, o dejará que la moral del grupo caiga acercándose más a la derrota grupal? Puede que sea una patraña y simplemente sea el traidor, buscando desestabilizar la comunidad.

Decisiones morales

El juego no es apto para todas las edades. Entre turno y turno, los jugadores pueden desatar eventos: cartas que describen una situación y dan a los jugadores varias opciones para resolverlo, cada una con sus consecuencias. Y estas decisiones tienen la costumbre de ser extremas. Por suerte, la sensibilidad de estos temas queda mitigada por el aspecto lúdico del juego y muchas veces las personas se encontrarán argumentando desde un punto de vista pragmático. Ese hecho es necesario para reducir la intensidad a la que puede llevarte cada historia, pero del mismo modo genera debate entre los jugadores, especialmente si entre ellos hay puntos de vista diferentes.

Pongamos un ejemplo para hacerme entender: una pareja llega a la puerta de vuestro refugio, desesperadas. El grupo debe decidir si dejarlas entrar o abandonarlas a su suerte. Si entran, puede que aporten algo grupo, pero serán dos bocas más para alimentar. En cambio, si se quedan a su suerte, lo más seguro es que sean pasto de zombis, pero al menos quedará suficiente comida para todos en el almacén . ¿Qué haríais vosotros? Antes de responder, debo confesar que he mentido. Lo planteado por la carta (una carta real sacada del mazo del juego) no habla de una pareja, si no de una mujer con su bebé. ¿Arriesgarás la comida del grupo? ¿El resto de tus amigos opinarán igual?

Campaña introductoria y ¡zombis especiales!

En el Dead of Winter original, el juego se limitaba a darte a elegir entre un puñado de cartas de escenario, con una condición de victoria y derrota. Después, soltaba a los jugadores en un mar de zombis. La Larga Noche, siendo autojugable a pesar de ser una expansión grande, presenta una campaña de escenarios para introducir varias novedades. Ya no sólo hay zombis renqueantes. Ahora hay bandidos humanos, armados hasta los dientes, cuyo único objetivo es saquear la base de los jugadores y acumular riquezas en su base (una nueva localización). 

Y no sólo eso, hay unos laboratorios secretos que no dejan de evocar la Corporación Umbrella de la saga Resident Evil. Allí, hay peligrosas creaciones mutadas que pueden liberarse si los jugadores no están atentos para mantener las puertas contenidas. Estas criaturas son zombis (muy) especiales que deambulan por el mapa, con sus propias reglas y efectos. Enfréntate a la Bruja, el Boomer y el Tanque del shooter Left 4 Dead. Mutantes fúngicos como en la película Cargo de Netflix. Criaturas heladas salidas de Juego de Tronos. La versión zombi del mismísimo Freddy Crueger. Incluso el clásico zombi mendigo con su carrito de la compra hasta arriba de “sobras”.

Impresiones finales de Dead of Winter

Sin perder el tiempo en explicar las mecánicas particulares del juego (al fin y al cabo, los videotutoriales disponibles son fantásticos), he de indicar que se trata de un juego que merece mucho la pena. Son incontables horas de juego que generarán grandes historias de supervivencia y los jugadores disfrutarán de la tensión de toma de decisiones, tanto en la gestión individual como en las decisiones grupales.

La muerte de los supervivientes añade drama a la partida pero evita la frustración. No dejar fuera del juego a nadie, ni siquiera al traidor cuando es exiliado de la colonia. Y para los que les guste el juego puramente cooperativo, da la opción de jugar sin traidores. Mi estilo de juego favorito, para centrarte más en la narración ya que mis cotas de paranoia pueden ser estresantes. Así pues, ¡no hay excusa para no vivir vuestra propia experiencia del Amanecer de los Muertos!

Deja un comentario